El nombre de Fankfurt significa “vado de los francos”, nombre que procede las primeras tribus germanas que poblaron el país.


Durante un tiempo escaso, la ciudad llegó a ser parte del Imperio Romano, que eligió esta ciudad para la realización de las numerosas elecciones que llevaba a cabo. Entre los años 1.562 y 1.792 Frankfurt vio cómo se coronaba a Carlomagno como Emperador, convirtiéndose más adelante en la capital de la Confederación Germánica.


El 10 de mayo del año 1871 acontece un hecho histórico que determina el futuro del país, se firma el tratado de paz de la guerra franco- prusiana en Frankfurt, justo un lustro más tarde de que Prusia anexionara la ciudad. Este tratado de paz daría origen a la creación de Alemania como país unido.


Frankfurt no pudo eludir los bombardeos aliados que destruyeron gran parte de las ciudades alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, quedando prácticamente destruido. Sólo una impecable labor de reconstrucción llevada a cabo durante los siguientes años al conflicto bélico, lograron convertir Frankfurt en la ciudad que es hoy.


Una vez llegados a Frankfurt, una buena forma de empezar nuestra ruta por la ciudad es visitar la “Ciudad Antigua”, rodeada por una muralla centrada en la plaza Römerberg, donde Carlomagno construyó la fortaleza que daría nombre a la ciudad.


Alrededor de esta plaza disfrutaremos de las típicas casas alemanas construidas en el siglo XV. No muy lejos se encuentra la catedral de San Bartolomé, alzada entre los siglos XIII y XIV y que está dotada de una torre de 95 metros de altura, a la que podremos subir para contemplar desde su cúspide toda la ciudad.


La casa-museo de Goethe es de obligada visita en nuestra ruta, con diversos elementos de la época en que vivió el más célebre escritor alemán autor de obras inmortales como “Fausto” o “Las penas del joven Werther”. El barrio de Sachsenhausen, donde tendremos la oportunidad de probar sidra, es lugar también para visitar museos como el Städel, poseedor de una colección de pintura, entre los que se encuentran artistas de la talla de Durero, Van Eyck, Rembrandt, Vermeer, Monet, Van Gogh, Cézanne o Picasso.




Y finalmente, para salir por la noche de copas, podemos acudir a la llamada “calle del jazz”, ya que por la noche hay gran variedad de clubs. Otro local recomendable es el Brotfabrik, en el se ofrecen conciertos de grupos de música étnica venidos de todo el mundo.


Monumentos:


La Main Tower, es famosa por ser uno de los primeros rascacielos que pudo abrir sus puertas al público. Cuenta con un conocido restaurante en su planta 53 y unas vistas panorámicas desde una altura de 200 metros.


La Catedral (Kaiserdom), que ha sido desde 1356 el lugar donde se coronaron los emperadores germanos. Su famosa torre gótica, de 96 metros de altura, domina el paisaje del casco antiguo de la ciudad.


La Iglesia de San Pablo, es conocida como “La cuna de la democracia alemana”. Fue reconstruida tras la 2ª Guerra Mundial y convertida en un lugar de exposición del levantamiento alemán contra Austria y Prusia.


Museos:


El Museo de Arte Moderno tiene una forma que puede recordar a un trozo de tarta. En el recorrido de aproximadamente 5000 metros cuadrados de galerías se encuentran lienzos de Lichtenstein, Warhol, Stella o Beuys.


El Museo de Arquitectura Germana, muy conocido, contiene una extensa colección de mapas, planos, diseños, bocetos y modelos.


El Museo de Comunicación, expone de manera permanente gran número de objetos de la era comunicativa.


La Casa Museo Goethe, es considerada una de las más importantes atracciones turísticas de Frankfurt.


Giersch House-Museo de Arte Regional, es un museo dedicado por completo a la historia del arte de la región de Frankfurt Rin-Maine.


Liebighaus, el museo de esculturas, situado en una vieja mansión de 1896


El Instituto de Arte Stadel/Museo Municipal, inaugurado en 1878 fue un regalo para la ciudad de la mano de Johan Friedrich Stadel.


El Museo de Cine Alemán, es un curioso museo que incluye dispositivos interactivos para el visitante, destinados a la comprensión de algunas técnicas de elaboración del séptimo arte.


El Museo de la Cultura Mundial/Galería 37, también es de os más visitados, alberga la mayor colección de arte contemporáneo proveniente del Tercer Mundo en su galería 37.


El Museo de la Artes Aplicadas, se conoce como “La Casa Blanca del Maine”, exhibe 30.000 objetos en sus distintos departamentos clasificados por temas (Europa, Islam, Lejano Oriente y Diseño de Libros).


El Museo de los Iconos, donde se muestran entorno al millar de objetos de la cultura ortodoxa, provenientes de los países del Este y los Balcanes. El Museo de Historia, consta de cinco edificios dispuestos entorno a un patio central. Fue inaugurado en 1878, aunque el más antiguo de los inmuebles data del siglo XII.


El Museo de la Prehistoria/ Instituto para la Historia de la Ciudad, alberga tesoros arqueológicos provenientes de la antigua ciudad romana de Nida.


El Museo de Historia Natural Senckenberg, se trata del museo de ciencia más grande de Alemania.


El Archivo Chaplin, museo dedicado a la mítica figura del famoso cineasta, donde se puede hacer un largo recorrido por su vida y filmografía.


Registrate para recibir nuestras novedades